¿Os acordáis de estos siete gatitos tan dulces que podrían añadirse a una cesta navideña? 😉 Su mami era una gata callejera pero los peques estaban en contacto con personas desde que nacieron por lo que no tenían nada de miedo. Estamos muy felices porque todos han encontrado una familia <3

Estas son las fotos que nos envían desde sus nuevas casas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: